PESCADORES INCORPORAN TECNOLOGÍA A BORDO QUE PERMITIRÁ ETIQUETAR Y SEGUIR RUTA DE PRODUCTOS PESQUEROS DESDE MOMENTO DE CAPTURA HASTA CONSUMIDOR FINAL
Jueves, Diciembre 20, 2018 - 12:00

Programa Trazabilidad Comercial es impulsado por Fondo de Fomento para la Pesca Artesanal y Sernapesca para agregar valor a la pesca legal y contribuir a la diversificación del sector

En plena instalación de dispositivos electrónicos a bordo de embarcaciones, muelles y pesas avanza la puesta en marcha del programa piloto Trazabilidad Comercial que impulsa el Fondo de Fomento para la Pesca Artesanal y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) para agregar valor a la pesca legal, contribuir a la diversificación del sector, mejorar el rendimiento económico de las capturas y fortalecer la sustentabilidad del sector pesquero.

La instalación de estos dispositivos permitirá el monitoreo electrónico de la pesca, la trazabilidad y verificación de origen legal desde la captura hasta el control de Sernapesca con datos como ubicación, fecha, recurso y pescador a cargo que luego son incorporados también en la etiqueta de origen visible para el consumidor final mediante código QR a fin de conocer de donde proviene la pesca que lleva a su mesa.

Para la Directora Nacional de Sernapesca y Presidenta del Consejo de Fomento para la Pesca Artesanal, Alicia Gallardo, la importancia del programa radica en que “entregará asesoría técnica a las caletas artesanales para mejorar el manejo en fresco de los recursos pesqueros y su posterior comercialización gracias a dispositivos electrónicos que van a permitir etiquetar los productos con información desde el momento de captura, generando un valor agregado a la pesca, una mejor información para el consumidor y una mejor herramienta para acabar con la pesca ilegal”

La iniciativa comprende asesoría técnica y capacitación para las organizaciones pesqueras, y es ejecutada por la empresa de tecnología ShellCatch llegando en una primera fase a las caletas San Pedro y Las Conchas (Coquimbo); Los Molles, El Quisco y Quintay (Valparaíso); Puerto Maguillines (Maule); Lebu, Tirúa y Quidico (Biobío), y las especies merluza común, reineta, congrio, corvina, loco, macha y erizo.

Francisco González, presidente del sindicato de pescadores de El Quisco  destaca esta iniciativa como “una muy buena alternativa para que el pescador artesanal pueda sacar un mayor precio al producto y que llegue de la misma caleta y de la embarcación a la misma mesa del consumidor…esto nos permitirá cuidar el producto y acabar de una vez por todas con la pesca ilegal”, sostiene.

El programa busca acercar a los pescadores de manera directa a puntos de venta y consumo como son ferias, supermercados, hoteles, restaurantes y casinos. En este sentido, el programa  cuenta con la colaboración de  la Asociación Nacional de Organizaciones de Ferias Libres, Persas y Afines (ASOF) y de EDF Oceans Chile, pues la idea es reforzar el vínculo con la ciudadanía, fijando mejores estándares de calidad y seguridad de los recursos frescos que se van a comercializar.